Cómo negociar y cerrar la venta de tu casa

Cómo negociar y cerrar la venta de tu casa en 5 pasos

Cómo negociar y cerrar la venta de tu casa en 5 pasos

Has logrado atraer a un comprador que está interesado en adquirir tu propiedad: ha llegado el momento de la negociación. La negociación es un arte que se pule y refina con la experiencia. Te mostramos a continuación unos consejos infalibles para lograr el mejor precio y las mejores condiciones de venta de tu vivienda:

La información es poder

Conocer la motivación real del comprador servirá para saber hasta qué punto está dispuesto a llegar en la negociación.

La negociación no tiene por qué girar únicamente alrededor del precio.

Además del precio, hay otros factores importantes en una negociación. Conocer cuáles son importantes para el comprador y ceder en alguno de ellos puede significar un beneficio en uno de los que son importantes para ti.

Las ofertas, siempre con dinero.

La mejor forma de negociar es con una oferta por escrito y con dinero. De otra forma, te arriesgas a tanteos, pruebas y a ser utilizado para que al final compren la casa del vecino.

Aceptar una oferta un viernes.

Si un comprador realiza una oferta verbal por tu casa y piensas aceptarla, es mejor que no confirmes un viernes. Si cometes ese error, el comprador dejará de valorar tu aceptación y es posible que le entre pánico con la compra durante el fin de semana. Es preferible que pase esos dos días pensando si le aceptarán o no la propuesta. Una frase clave: «Gracias por la oferta. La comentaré con la familia el fin de semana y el lunes te contestaremos».

Preparar las cosas antes de que pasen.

La prevención es fundamental. Te exponemos tres ejemplos para que veas cómo evitar “fuegos” antes de que se produzcan en el momento de negociar:

Si tu inmueble está para reformar, ten a mano un presupuesto de reforma preparado.

Es posible que al comprador le entre el vértigo pensando en el precio que le va a costar la reforma. Entregar un presupuesto de reforma de un profesional resolverá inmediatamente los miedos del comprador y le ayudará a realizar una oferta en firme. “Lo que no son cuentas, son cuentos”.

Tener el presupuesto antes es generar valor, ya que evitará que el comprador pida un presupuesto más caro a otro profesional y que lo utilice como herramienta de negociación para bajar el precio.

Financiación. Contacta antes con varias entidades.

Si el comprador requiere financiación, conocer las entidades que están financiando en cada momento y en las mejores condiciones evitará que el comprador desestime la venta, ya sea por la nula viabilidad o porque las hipotecas que le ofrezcan sean muy poco atractivas.
Hay entidades que contestan en 24 horas y otras que tardan en contestar hasta 30 días.
Cuando tengas un interesado en comprar su vivienda, dirígelo a una entidad que ofrezca una solución rápida y buena para el comprador.

Si el comprador es consciente de que está negociando dos cosas, el precio de la vivienda y las condiciones del préstamo, conseguirás que no se centre solamente en querer bajar el precio: su foco de atención estará también en la hipoteca y un ahorro en esta puede significar un mejor precio para ti.

Dale un vistazo a este vídeo realizado para compradores de vivienda:

Los documentos.

Un error en este sentido puede resultar muy caro. Si no eres abogado/a, es importante que un profesional revise los documentos que vas a firmar. Esa puede ser al diferencia entre vender o no vender, entre perder o ganar miles de euros. Es aconsejable acudir a un profesional que trabaje con frecuencia en el ámbito inmobiliario y esté habituado a seleccionar el mejor documento según el caso.

Aquí finalizan nuestros consejos como Agentes Realmark®. Si sigues anunciando tu casa como particular, espero que te hayan resultado útiles.

Te deseamos una venta rápida, fácil y al mejor precio. Sin embargo, si tú o un conocido tuyo necesita vender su propiedad con la ayuda de un profesional, puedes contar con nosotros: ten la absoluta certeza de que estarás en las mejores manos.

Deja un comentario